alert title

alert text

Sin vosotros nada sería posible

Nos sentimos agradecidos

Aparte del trabajo que realizamos en empresas, muchas personas acuden a
nuestros programas – normalmente por recomendación.

Algunas personas han querido compartir su experiencia…

Firmas de Geoffrey y Rhea

Vuestras palabras...

Iván

SUSANA 23/11/2009

Hace ya dos años que mi empresa decidió "patrocinar" el curso de dejar de fumar para todos los empleados que quisieran apuntarse... y como no tenía nada que perder me apunté. No tenía claro si me funcionaría, porque era de las que pensaba que para lo poco que fumaba, no me merecía la pena dejarlo... pero en el fondo sí quería hacerlo, aunque no era capaz. Hoy puedo decir que ya ni lo recuerdo.

Me siento como si no hubiera fumado jamás, y tengo la certeza de que nunca voy a volver a hacerlo, porque realmente me siento libre. Ha sido tal el éxito que mi marido se ha decidido también a hacer el curso, y él también lo ha dejado. Todo el mundo que nos conoce se va interesando por él, al ver que lo hemos dejado, y estoy muy contenta de poder invitar a todo mi entorno a compartir la experiencia.

Sólo quiero decir que mi vida ha cambiado para siempre, y no podría estaros más agradecida por ello.

MERCEDES 11/12/2009

Dejé de fumar con vosotros hace 5 meses. Llevaba 30 años fumando y sinceramente ¡no me lo puedo creer! Me siento feliz cada vez que pienso en ello porque, realmente, estaba presa del tabaco, no era capaz de hacer nada sin fumar y ahora.... ¡me siento libre! Os estaré eternamente agradecida. Muchas gracias. Mercedes

JESUS 23/11/2009

No quiero dejar pasar más tiempo sin darte mi enhorabuena por tu excelente exposición del curso y agradecerte los efectos que ello ha surtido en mis amigos Begoña y Angel. Aunque, efectivamente, yo ya conocía el método, su efectividad ha sido tan fuerte (o más) que la primera vez, pues yo estaba ya convencido de antemano, y me fue muy fácil seguir tus razonamientos y consejos. Muchas gracias de nuevo por tu ayuda. Te envío un afectuoso saludo.

FRANCISCO JAVIER RUIZ 13/04/2010

Estimada Rhea, Vuelvo a contactar con ustedes, después de haber dejado definitivamente de fumar ya hace bastantes semanas (desde el 17 de febrero). Desde entonces, además de no aumentar de peso, me he permitido varias licencias y gustazos, que antes dificilmente podría haber disfrutado atado al cigarrillo. Entre estas experiencias ha sido poder viajar al extranjero sin necesidad de llevar tabaco de repuesto. Estuve 4 días en Bruselas (dos de trabajo y dos de placer), y no sentí en ningún momento la necesidad de depender de la chimenea. Es más, los dos días de placer, prácticamente me recorrí los edificios más importantes de Bruselas sin prácticamente ningún esfuerzo. En el pasado, cuando era fumador, me hubiera costado bastante más y no hubiera aguantado todo el día andando. También realicé un viaje de placer a Berlín, y realmente ahí me di cuenta de lo bello que es disfrutar de la vida sin necesidad del tabaco. Y eso que los berlineses fuman mucho y beben más. Pues diariamente calculo que podría andar en torno a unos 10 kilómetros sin ningún esfuerzo, incluyendo cruzar el Tiergarten desde el Parque Zoológico hasta la isla de los museos. Pero el gran avance se dió en mi tercer viaje de placer, cuando he estado en Extremadura. Concretamente, en el Valle del Jerte. Un paisaje idílico donde me atreví con un amigo a realizar la Ruta de la Garganta de los Infiernos. Lo increible de todo es que, sin ningún tipo de esfuerzo, con subidas y bajadas y un relativo esfuerzo o forma física necesaria, no tuve problema para hacer esta ruta de 7 horas. De nuevo, mis agradecimiento a usted y a Geoffrey por el libro. Me resultó de una gran ayuda para reforzar los conceptos del libro de Carr. Me acordé de ustedes cuando en una cena de trabajo en Bruselas nos pusieron como postre el mango, que nunca había probado anteriormente. No duden en contactar conmigo para cualquier cosa. Muchas gracias por su atención, Fran Ruiz.

SANTIAGO 21/07/2010

Hola Rhea, buenas tardes. Empece a fumar a los 15 años y actualmente tengo 64, habia intentado en múltiples ocasiones dejar de fumar, pero sin exito. Me apunte a vuestro cursillo, hace ya cuatro meses y de momento y esta vez estoy convencido que me he convertido en un ex fumador y me siento muy feliz por ello. Te envío este correo como agradecimiento por la gran ayuda que significo vuestra terapia para conseguir el vencer esta lamentable adición. Sin otro particular, esperando que mi testimonio pueda servir de ayuda a otras personas. Un cordial saludo.

</> with <3 by Latte