alert title

alert text

Persona rechazando botella de alcohol felizmente

hora cero, cero

Un programa online revolucionario e innovador con Geoffrey Molloy, autor de Es fácil vivir sin alcohol... ¡si sabes cómo! y CERO, CERO.

Más información
Libro hora cero cero

Más Pantallas = Menos Concentración

Foto destacada de la publicación

Geoffrey Molloy

Mi concentración no es tan buena como antes, ni tampoco mi memoria. ¿Qué haces si tienes un momento libre? Probablemente sacas el móvil.

septiembre 13, 2022

BoletinesResiliencia - Mindfulness y más allá

no comments

Mi concentración no es tan buena como antes, ni tampoco mi memoria.

Los cambios que se producen con la edad son probablemente la causa de mi mala memoria. Experimento lo que nosotros y nuestros amigos de una edad similar llamamos «senior moments», cuando me encuentro, por ejemplo, en la cocina preguntándome, «¿Para qué he entrado aquí, no me acuerdo?»

Esta notable reducción del rendimiento de la memoria, aunque es preocupante, no es mi principal preocupación, sino mi menor capacidad de concentración en el trabajo.

Ciertamente, hablando con mis alumnos, esto parece ser un problema común: la atracción adictiva de nuestros móviles – mensajes, correos electrónicos, sobre todo medios sociales como tiktok, instagram, facebook, por nombrar tres de los más comunes.

Tenemos miedo a perdernos algo o estar con nosotros mismos

Uno de los aspectos más importantes de la vida que nos falta y que hemos perdido, es la tranquilidad – los momentos en los que no tenemos nada que hacer, esos momentos en los que simplemente reflexionamos, contemplamos – momentos tan importantes para la perspicacia, la creatividad, la salud emocional y nuestro crecimiento hacia la autorrealización.

Obsérvate a ti mismo y a los demás. ¿Qué haces si tienes un momento libre: esperando a alguien, haciendo cola, un momento de tranquilidad? Como millones de personas, probablemente «sacas el móvil» para consultar los mensajes, las redes sociales, aunque lo hayas consultado hace cinco minutos.

Tenemos miedo a perdernos algo, a experimentar el aburrimiento, a estar simplemente con nosotros mismos; lo que preferimos es la distracción.

Con nuestros móviles y las redes sociales también recibimos un subidón de dopamina. Nos convertimos en adictos a la dopamina. Es el mismo mecanismo que nos hace adictos a las drogas.

No es tan fuerte como el subidón de dopamina producido por la cocaína o el sexo, pero es lo suficientemente fuerte como para crear adicción, de modo que buscamos reflexivamente el móvil y nos sentimos inseguros, incluso con pánico, si salimos de casa sin él.

*La adicción es simplemente la repetición de un determinado comportamiento a pesar del daño que está creando en tu vida, a menudo en contra de tu juicio racional.

Otro hecho alarmante que está surgiendo es la relación entre la mala salud mental (especialmente la ansiedad y la depresión) y el uso excesivo de las redes sociales.

¿Qué podemos hacer para reducir esta adicción a las pantallas?

Todo lo relacionado con tu teléfono móvil está diseñado para hacerte más dependiente/adicto. Se puede conseguir mucho simplemente desactivando las funciones más «pegajosas» de tu smartphone:

  1. Desactiva las notificaciones: Haz que tu teléfono trabaje para ti y no al revés.
  2. Pon tu teléfono en modo gris/monocromo. (Todo el esquema de colores está diseñado para distraerte.)
  3. Dedica tiempo a los encuentros físicos: En lugar de conversar por el móvil, planifica deliberadamente y saca tiempo para los encuentros cara a cara con la familia y los amigos. Dedícate a entablar conversaciones con la gente en el mundo físico.
  4. Deshazte de todas las aplicaciones de tu teléfono excepto las más vitales, muy pocas son vitales.
  5. Cambia tu smartphone por un teléfono con funciones reducidas, especialmente cuando estés fuera de casa.
  6. Por ejemplo, no utilices tu smartphone durante dos horas antes de irte a la cama. Programa un momento al día en el que puedas hacer lo que quieras con tu smartphone (30 minutos, por ejemplo). Cíñete a esos horarios.
  7. Practica la conciencia mindfulness. Los teléfonos inteligentes, las redes sociales, las aplicaciones de mensajería, todo está diseñado para engancharte y mantenerte enganchado. Tú eres tu atención; es lo único que es verdaderamente tuyo.  La forma en que gestiones tu atención decidirá la calidad de tu vida, tu felicidad, tu salud, tu bienestar.

Sal a la naturaleza. Observa y aprecia el valor de las cosas

Los smartphones, las redes sociales y muchas otras aplicaciones son ladrones de atención cuidadosamente diseñados para recoger cantidades cada vez mayores de tu información personal para distraerte mejor y engancharte más.

Si quieres salir de esta dependencia de las pantallas, la sobreinformación,… tómate tiempo para salir al sol, a la lluvia, al viento. Sal a la naturaleza tan a menudo como puedas.

Practica la conciencia mindfulness; observa y aprecia, y participa en el milagro de estar aquí, de estar vivo. Haz tiempo para experimentar y apreciar.

También puede interesarte leer estos artíclulos:

DESENCHÚFATE antes de que sea demasiado tarde

Eres Movilnómano? Cómo liberarte y recuperar el control de tu atención

Comentarios de la comunidad

No comments found.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Enviar

</> with <3 by Latte