alert title

alert text

Encontrar en tu buzón un talón de 100.000€ – ¿Cómo? Dejando de fumar

Foto destacada de la publicación

Vivir Despierto - Es fácil si sabes cómo

Al dejar de fumar no sólo ahorras muchísimo dinero sino que te regalas la maravillosa libertad de no tener que fumar.

marzo 29, 2022

BoletinesDejar de Fumar

no comments

Hace poco asistió a nuestro programa para dejar de fumar un chico joven de 20 años que fumaba paquete al día. Su motivación principal fue la dificultad que tenía para respirar por la noche. En un momento de la sesión, hicimos un ejercicio de imaginación. Hicimos una suposición imaginando que él siguiese fumando, con la suerte de llegar a cumplir sus 60 años o más… es decir, viva otros 40-50 años. Calculamos lo que gastaría en tabaco si fuera así:

En España un paquete de tabaco normal cuesta cerca de 5€.

Al mes: 5 x 30 = 150€

Al año: 1.800€

A lo largo de 40 años: 72.000€

Pero esto no refleja la realidad. El precio del tabaco subirá, sin duda. En otros países un paquete de tabaco ya cuesta unos 15€. En nuestra experiencia, la mayoría de las personas que prueban vapers, cigarrillos electrónicos, etc, acaban fumando la misma marca de tabaco que fumaban antes.

Seamos conservadores: vamos a utilizar un precio medio de 15€ por un paquete y un consumo medio de un paquete al día (sin contar esos medio paquetes extras que se fuman en fiestas y comidas):

Al mes: 15 x 30 = 450€

Al año: 5.400€

A lo largo de 40 años: 216.00€

Si añadimos además esos cafetitos, bebidas, caramelos, chicles que el fumador toma para hacer que entre mejor el próximo cigarrillo… la cifra aumenta aún más.

Imaginemos que al final de la sesión, este joven encuentra en su buzón un talón por valor de 72.000 o 216.000 euros. ¿Saltaría de alegría? ¡Claro que sí!

Pero al fin y al cabo, el dinero es lo de menos. No es sólo que el fumar, vapear, etc cuesta mucho dinero. Cuesta mucho más…

No importa cómo intentemos justificarlo, cuando fumamos en el fondo nuestro instinto lo que nos dice es que nos estamos destruyendo sistemáticamente – física, emocional y mentalmente. Somos personas inteligentes y racionales pero esto hace que nos despreciemos a nosotros mismos. Esta es la razón por la que los fumadores se ponen tan a la defensiva, incluida yo cuando fumaba.

Casi nadie, con la posible excepción de algunos adolescentes, sigue creyendo que el fumar sea cool, guay o sexy. El fumar nos condena a una vida de boca pastosa, mal aliento, dientes manchados, tos, ronquera. Nos expone a enfermedades horrendas aunque preferimos hacer la vista gorda. Tardamos cada vez más en quitar ese resfriado de encima. Esa tosecita puede acabar en una bronquitis crónica, enfisema, cánceres de diferentes tipos; problemas de circulación que puede acabar en ciertas complicaciones cardiovasculares. Añadido a esto, la sensación de sentirnos estúpidos por hacerlo. Sentir el desprecio de otras personas cuando por ejemplo, bajas del tren en una estación para fumar y tu humo apestoso te persigue cuando vuelves a entrar en el vagón… Sentir la necesidad de bajar a las doce de la noche en pijama debajo de tu abrigo dando vueltas por tu barrio o pueblo, buscando algún sitio abierto para comprar tabaco. ¡Fíjate de qué pesadilla y esclavitud se librará la persona que deje de fumar!

A parte del dinero ahorrado, ¿qué más ganas cuando dejas de fumar?

No sólo nos regalamos todos estos beneficios, sino que además nos liberamos de todos los temores que teníamos cuando fumábamos.

Y finalmente, ¿Cúal es regalo más valioso? Recuperar la maravillosa libertad de no tener que fumar.

¿Y sabes qué?

Es fácil dejar de fumar… ¡si sabes cómo!

Presencial u Online

Más información: info@esfacilsisabescomo.com o 655882160.

Rhea.

Comentarios de la comunidad

No comments found.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Enviar

</> with <3 by Latte