alert title

alert text

Dejemos de comprar por comprar

Foto destacada de la publicación

Geoffrey Molloy

No queremos prescindir de las cosas que no necesitamos porque nos han lavado el cerebro para que las queramos. Dejemos de comprar chorradas.

julio 20, 2022

BoletinesResiliencia - Mindfulness y más allá

one comment

Las continuas olas de calor en muchas partes del mundo, han matado a miles de personas, así como a muchos millones de otras criaturas. Cantabria, que normalmente es un refugio del calor extremo, registró temperaturas superiores a los 40ºC. ¡Una locura! Mucha gente se ha quedado conmocionada y más que asustada. El cambio climático antropocéntrico es real; cualquiera con más de medio cerebro puede verlo. Las pruebas son abrumadoras.

Sin embargo, existe una peligrosa «desconexión» entre lo que vemos y cómo respondemos.

No queremos el cambio climático, pero tampoco queremos que sea un inconveniente para nosotros. No queremos prescindir de las cosas que no necesitamos porque nos han lavado el cerebro para que las queramos. Nos han educado como buenos consumidores; «sabemos y sentimos» que la respuesta a todos nuestros problemas es “tómate algo” o “cómprate algo”.  Tenemos un lavado de cerebro tan fuerte que simplemente no queremos abandonar nuestro estilo de vida consumista. Claramente, no queremos que el planeta se convierta en inhabitable para los humanos, pero sí queremos tener esas vacaciones exóticas, el nuevo teléfono móvil, la última moda, ese reloj y el coche tan chulo.

Puede que nos escandalicemos por lo que vemos en nuestras pantallas, pero lo que hacemos es ir directamente a comprar algo que no necesitamos, a veces con dinero que no tenemos, sabiendo que el momentáneo golpe de dopamina que recibimos nos hará sentir un poco mejor. Al igual que cualquier adicto, intentamos aliviar el sufrimiento haciendo lo mismo que lo provoca. No conectamos nuestras acciones y comportamientos a ningún nivel significativo o útil con los horrores que aparecen en nuestras pantallas.

El ego significa que vivimos con la ilusión persistente de la separación; yo contra todo lo demás. Independientemente de lo que queramos creer sobre nosotros mismos, la mayoría de nosotros, la mayor parte del tiempo, actuamos como si sólo fuera importante nuestra supervivencia, nuestra felicidad, nuestras necesidades. (Podríamos extender esto a la familia).

El cambio climático muestra lo profundamente errónea y peligrosa que es esta visión. Nos guste o no, formamos parte y estamos profundamente conectados con todo. 

Así que, mi mensaje es que dejemos de comprar cosas que no necesitamos. Todos nosotros podríamos no comprar otra cosa online nunca más y sobrevivir perfectamente. Nuestro modelo de civilización es de crecimiento constante. Intentamos dirigir un sistema de «crecimiento infinito» pero dentro de un sistema de recursos finitos. No funciona; no puede y nunca funcionará. Los multimillonarios psicópatas no están preocupados ya que tienen sus búnkeres construidos y tienen planes bien desarrollados para sobrevivir al fracaso de la civilización.

El consumismo significa que la mayoría de nosotros actuamos como si fuésemos pavos votando a favor de la Navidad, mientras consumimos nuestro camino hacia el olvido.

No esperes a que alguien nos rescate. ¡No va a ocurrir! Casi todas las instituciones que están para protegernos han sido comprometidas. Simplemente dejamos de participar (hasta donde podamos). No compremos chorradas que no necesitamos, (la mayoría de las cosas que compramos simplemente no las necesitamos). Siempre podemos aprender a arreglarlas o repararlas.

Geoffrey Molloy
Últimas entradas de Geoffrey Molloy (ver todo)

Comentarios de la comunidad

Puri

totalmente de acuerdo, y siempre persigo militar en el no comprar por comprar, el crecimiento infinito es un cuento más que nos han hecho creer que era posible. Ahora nos toca a nosotros consumidores poner conciencia y decir basta, ya soy abundante con lo que tengo, porque tengo todo lo que necesito, y no necesito más de lo que ya tengo. Y la foto del artículo impactante. Un abrazo PS en relación al post recomiendo la siguiente charla : L’economia del Dònut – Kate Raworth

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Enviar

</> with <3 by Latte

Call Now Button